Palabras reunidas para Stefan Zweig. Una invitación a su lectura

PALABRAS REUNIDAS PARA STEFAN ZWEIG

Stefan yo te preguntó el porqué de aquel salto al vacío con tu mujer por el hueco del ascensor en Petrópolis

Difunto amigo desconocido

he leído casi todo tuyo

Regalo “partida de ajedrez” a los infantes

me sigo emocionando con 24 horas en la vida de una mujer

o Leporella, escarlatina, Boda en Lyon, momentos estelares de la humanidad

algunas de tus obras

Te busco en las bibliotecas al final ZWE

y allí encuentro paz, shalom, ¡Oh amado autor! De novela corta

Stefan yo que nací a finales del siglo XX

te imagino caminando feliz por el Prater vienés

sin miedo sin temor a los nazis

Oh Stefan tus relatos, tus cuentos son en sí una moraleja una síntesis de lo humano

una psicología del alma

Seguiré enganchando a la nuevas generaciones con tus novelitas

Sr Zweig, Stefan

autor soberbio, colosal

no era la solución final

tirarse por el maldito hueco del ascensor en Petrópolis

ya sé, tu alma temblaba

Supongo que habías vivido el terror nazi

y resucitarte en este poema me es fácil

pues estas vivo en todas las bibliotecas

Entenderte en parte te entiendo

yo también me defenestré

te encuentro vivo en tu prosa austríaca,

traducida al español

por la editorial acantilado

ejemplo de literadura, de amor a la literatura

Releeó tus novelas

y siento tu trágico final

no sé ya si suicidio o sacrificio como Sansón

Te bendigo Stefan Zweig que estas en los cielos y en las bibliotecas

en el año 21 del siglo XXI

Descansa en paz amigo desconocido

que sin haberte conocido te he conocido

y reúno este alfabeto ceniciento para tí MAESTRO

escritor judío austríaco

temeroso de Dios

mensaje de bondad y esperanza y fe en el género humano

Me gusta sentirte, leerte y tener fe

Porqué te arrojaste con tu mujer Stefan, por aquel hueco del ascensor en Petropolis

la escalera de Jacob era mejor

Yo no seré el que te condene, pero te faltaba tanta literatura para regalarnos

la que nos dejaste es buena obra,

En buena hora te versó estos tristes versos

de tristeza trastornada

y en un abecedario triste hablo contigo Sr Zweig

me has firmado todas tus novelas

en la tablilla de mi corazón

no despiertes Stefan, que despiertas la bondad

en cada nuevo lector de tus novelas

reúno estas palabras con emociones encontradas

y son para ti Stefan

Te las debía fenómeno, astro de la novela corta

mi plegaria, mi sermón de café vienés

Eres un niño corriendo por el Prater

el ejemplo de que con la palabra se puede hacer Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: