Valor social del ajedrez por Ramón Rey Ardid

A primera vista podría pensarse ¿Qué valor social puede tener un pasatiempo de tan escasa transcendencia aparente como es el ajedrez? Y, sin embargo, la tiene y muy destacada, dese múltiples puntos de vista.

Análoga utilidad a la que tienen los inocentes juego infantiles para la ulterior formación del carácter y el ejercicio de las aptitudes del niño, tiene el Ajedrez para el Adulto. Tan alto es su valor educativo , que me atrevería a decir, por haberlo comprobado por mi experiencia, que quien ocupa sus ocios en el llamado noble juego, es muy díficil que alimente pasiones malsanas. Dicho de otro modo: Díriase que practicando este juego se liberan o ejercitan de un modo inofensivo e incruento los instintos de lucha con que nacemos.

El ajedrez es una lucha y, como tal, es una imagen de la vida. Su práctica enseña a meditar, a prevenir, a defenderse con astucia, a atacar con prudencia, a vencer y a ser vencido.. Nos da lecciones, sus derrotas no dañan nuestro cuerpo ni nuestra honra, ni nuestra hacienda pero hieren a algo más sensible e íntimo de nuestro ser: el amor propio; y el mayor manantial de energía y progreso que poseemos dentro de nosostros mismos, es sin duda, el amor propio herido por una derrota o un fracaso del que no tenemos a nadie a quien culpar si no a nosotros mismos.

Poema de Francisco Julio Donoso que estubo en una residencia de Rey Ardid en Juslibol

Ante el tablero me enfrento

en el tablado de los sueñosde la amenaza de errores y aciertosen mi torre de marfilde táctica y estrategia

El tablero del juegodonde mis peones

son peleonesy bailan un tango de nostalgia

coronada al final por una nueva damade mi tablero sentimental

cuando se caen las torres de marfil

y desencantoo las cuchilladas de alfiles, obispos y curas

corredores de fondo

el Rey de Reyesy muchos reyes

jugaron este juego justo y bueno

como la aventura de la vidaJuego de justosjuego de parroquianosajedrez de ajedrecistasjuego medieval

Juego que la India dio renombre internacional

Juego de mis conviccionespor amor al juego

Aquí jugar al ajedrezuna vez y otra vez

gambito de damacaballito trotador

coronación de peónAmo el juego del ajedrez

ajedrez hay en el psiqui y el talego

lucha entre el bien y el mal

ni el diablo es tan bueno para acabar con este juego

bendito juegonos veremos en el parque, en tu casa en mi casa o algún torneoy aún más allá del bien y el mal y sus contrarios

Juega una vez y otra vez una vez y otra vez

al ajedrezel increíble juego del ajedrez

partidas únicasamenazas imposiblesy la partida fin

alla magia está puestaen las piezas

y el tableroy en cuanto quieraste digo te quiero

y en cuanto quieras te digo que te quiero

y en cuanto quieras te digo que te quiero enseñar a jugar a este juego

Parecido a la vida

ecuación de vida y muerte

y es cuestión más que de suerode aciertos y pocos errores

que el ajedrez tiene muchos finales

pero no tiene final

Jueguen ajedrezuna vez y otra vezjueguen ajedrez

viejo y niñoschicas y chicos

grandes y pequeñosque no caiga en desecho

estos versos

hasta el final del versos

Hasta el final de las galaxias del universo

El poeta se ofrece a dar clases de ajedrez en centros de menores gratis. Mi máximo galardón que salga un campeón Atte a Doña Pilar Fernández

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: