El Heraldo de Aragón un periódico fascista

El heraldo de Aragón es un periódico fascista y no lo digo yo lo dijo George Orwell en Homenaje a Cataluña. En el cual el autor de 1984 nos hablas más de Huesca y nombra localidades oscenses como Siétamo o Loporzano, les dejo el párrafo. Luego seguiré con otro escritor foráneo que también participó en la guerra civil española.


Cierto día de febrero vimos aproximarse un avión fascista. Como de
costumbre, una ametralladora estaba emplazada al descubierto, con el cañón hacia
arriba; nos echamos de espaldas para apuntar mejor. No valía la pena bombardear
nuestras posiciones aisladas y, por lo general, los pocos aeroplanos fascistas que
pasaban por allí hacían un rodeo para evitar el fuego de la ametralladora. Esta vez el
avión voló por encima de nosotros, demasiado alto como para que valiera la pena
abrir fuego, y dejó caer no bombas; sino unos objetos blancos brillantes que giraban
y giraban en el aire. Unos pocos cayeron en la posición. Eran ejemplares de un
periódico fascista, el Heraldo de Aragón, que anunciaba la caída de Málaga.

Ahora por analogía, no es posible la comparación total con César Vallejo, creí que si que iba a ser posible, pero no, ya que Vallejo, escribió los Heraldos negros en 1918 y no en su estancia en la guerra civil española, dónde destacó en el frente de Teruel, también debieron caer esas bombas de papel, escritas por morrofiemos, como viene siendo habitual en el Heraldo de Aragón y en Aragón TV donde no te televisan ni un Real Madrid SD Huesca, ni el documental Zaragoza Vil y donde no me dejaron salir en Aragón en abierto, habiendo ido de propio desde Huesca a esta ciudad inmortal.

Pero volvamos al bueno de César Vallejo destacaré dos poemas el primero: Los heraldos negros (1918) y el segundo Invierno en la batalla de Teruel, donde entre la nieve ¿Quién sabe si los guerrilleros también recibieron noticias desalentadoras?

LOS HERALDOS NEGROS
Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma… ¡Yo no sé!

Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

Son las caídas hondas de los Cristos del alma
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre… Pobre… ¡pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé!

Ernesto Ché Guevara recita los Heraldos Negros como despedida. HASTA SIEMPRE COMANDANTE

y del mismo autor, con poemarios como Trilce o poemas humanos de España aparta de mi este cáliz. Invierno en la Batalla de Teruel

Invierno en la batalla de Teruel

de César Vallejo

¡Cae agua de revólveres lavados!
Precisamente,
es la gracia metálica del agua,
en la tarde nocturna en Aragón,
no obstante las construídas yerbas,
las legumbres ardientes, las plantas industriales.

Precisamente,
es la rama serena de la química,
la rama de explosivos en un pelo,
la rama de automóviles en frecuencia y aDioses.

Así responde el hombre, así, a la muerte,
así mira de frente y escucha de costado,
así el agua, al contrario de la sangre, es de agua,
así el fuego, al revés de la ceniza, alisa sus rumiantes ateridos.

¿Quién va, bajo la nieve? ¿Están matando? No.
Precisamente,
va la vida coleando, con su segunda soga.

¡Y horrísima es la guerra, solivianta,
lo pone a uno largo, ojoso;
da tumba la guerra, da caer,
da dar un salto extraño de antropoide!
Tú lo hueles, compañero, perfectamente,
al pisar,
por distracción tu brazo entre cadáveres;
tú lo ves, pues tocaste tus testículos poniéndote rojísimo;
tú lo oyes en tu boca de soldado natural.

Vamos, pues, compañero;
nos espera tu sombra apercibida,
nos espera tu sombra acuartelada,
mediodía capitán, noche soldado raso…
Por eso, al referirme a esta agonía,
aléjome de mí gritando fuerte:
¡Abajo mi cadáver!… Y sollozo.

CÉSAR VALLEJO

Os dejó el documental Zaragoza vil y cuando no me dejaron salir en el programa de Aragón en Abierto. Zaragoza Vil gran documental de Tausiet que pongo muy en duda echen en Aragón TV.

http://seronoser.free.fr/zaragozavil/

En ese enlace podéis ver el documental Zaragoza vil. El ataque sistemático al antiguo alcalde Santiesteve por el Heraldo de Aragón fue sistemático el cuarto poder llaman a los medios de comunicación. La herradura oxidada dice estricalla o fascismo, lo que quiere decir destruye el fascismo. Y Bunbury es peor que el toreo no es arte ni es cultura. Aunque lo pongan una vez al mes en el Heraldo del fiemo. PROU YA, BASTA YA

EN LOS CAMERINOS DE ARAGÓN TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: